TIPOS DE SUEÑOS

Tipos de sueños 2

 

1.- Sueño Liberador de emociones o Compensatorio

Este tipo de sueños son el reflejo de emociones, sensaciones o sentimientos que no nos hemos permitido expresar en su totalidad en el estado consciente. A través de ellos manifestamos la rabia contenida, el dolor que nos perfora el alma, la alegría de la que no somos conscientes, el amor que nos supera.

Es importante no confundir este tipo de sueños con uno de resolución de problemas. Si soñamos que queremos matar a una persona porque se comporta de una manera hostil con nosotros, no quiere decir necesariamente que el sueño nos diga que la persona es realmente hostil y que debemos “eliminarla” de nuestra vida, sino solamente nos está diciendo “cuando esa persona se comportó de tal manera, tú sentiste esta rabia y este dolor profundos, más allá de lo que te atreves a admitir”.

Estos sueños se denominan también “compensatorios”, porque constituyen un mecanismo utilizado por nuestro sanador interno para mantener nuestros cuerpos emocionales y biológicos en equilibrio, debido a que reconocen la necesidad de sacar lo que hay dentro para que sigamos funcionando en forma sana.

 

2.- Sueños de deseo

Esta clase de ensoñaciones reflejan nuestros deseos más profundos y, en ese sentido, de alguna manera son también liberadores de emociones, pero de una emoción específica. Son expresión de un anhelo de nuestra alma o de nuestro ego. Si soñamos que nos ganamos un premio grande, que vemos los números de un sorteo, por ej, debiéramos revisar si hemos estado pensando últimamente en obtener un premio como ese. O si esperamos volver con una pareja ansiosamente y ella aparece en un sueño diciéndonos que volverá, resulta prudente analizar si el sueño refleja nuestro deseo o si se trata de un sueño premonitorio.

 

3.- Sueños de resolución de problemas

Los sueños de resolución de problemas vienen a orientarnos en relación con alguna situación que nos aqueja y que no tenemos resuelta, ya sea que seamos conscientes de ello o no. Estos sueños se aplican a todos los ámbitos de nuestra vida: laboral, de relaciones interpersonales y, en gran medida, en el área de desarrollo personal del soñante.

Estos son los sueños que se pueden inducir por medio de una simple pregunta planteada justo antes de dormir, a través del método de “intencionar sueños”.

Al intencionar un sueño, se pueden efectuar preguntas tales como: ¿me conviene aceptar ese trabajo?, ¿qué está funcionando mal en mi relación con mi pareja, hijo/a, amigo, jefe?, ¿qué puedo hacer yo para no sentir esta tristeza?, ¿en qué sentido estoy colaborando para sentirme tan mal?, ¿cómo puedo sanarme de mis dolores de cabeza?, ¿hay alguna cura para X enfermedad?, ¿hacia dónde me dirijo?

Al preguntar a nuestros sueños, estamos recurriendo a un aspecto de nuestro Ser que nos conoce, que sabe todo acerca de nosotros, y que puede ver los potenciales que estamos creando para nuestra vida y, a partir de ahí, nos mostrará ángulos que no somos capaz de ver en el estado de vigilia.

 

4.- Sueños Premonitorios

Este tipo de sueños nos hablan sobre situaciones que aún no hemos experimentado y que se presentarán muy probablemente en nuestra vida en un futuro cercano. Se trata comúnmente de situaciones cotidianas, exentas de dramatismo. Si bien hay sueños premonitorios que nos pueden mostrar situaciones futuras trágicas, no es lo más habitual.

En los sueños premonitorios, aunque las imágenes aparenten no necesitar interpretación, siempre hay que intentar descifrar el mensaje que se esconde detrás de lo que se muestra. ¿Por qué lo soñé yo? ¿Por qué esa situación se me avisa y no otra? ¿Qué puedo hacer yo al respecto?

Lo que distingue a estos sueños de otros es que generalmente nos hablan de situaciones en las que no hemos estado pensando en absoluto, o no de la manera en que se muestra en el sueño. Por otra parte, cuando el mensaje no es obvio, si se trata de un sueño premonitorio resultará casi imposible descifrarlo con las técnicas que acostumbramos aplicar para los otros tipos de sueños.

Debemos tener presente que si el sueño nos está avisando de algún suceso futuro, es porque es altamente probable que la situación ocurra. No se trata de una certeza absoluta, pues somos los creadores de nuestro futuro; sin embargo, el sueño nos dice que, tal como están las cosas hoy y con las determinaciones que hemos tomado hasta este día en nuestras vidas, los potenciales que más probablemente se expresarán serán los que el sueño nos muestra.

 

5.- Sueños Expansivos y de Encuentros

Este tipo de sueños son verdaderas experiencias de expansión de nuestra conciencia en otras dimensiones de la existencia, donde comúnmente podemos dar una mirada al nivel de evolución de nuestra alma, vivenciar y potenciar nuestra naturaleza creativa, reunirnos con personas ya fallecidas, seres que nunca han encarnado o personas vivas, pero con quienes nos reunimos en un estado de conciencia distinto, lo que nos permite llegar a niveles de entendimiento imposibles de acceder en el estado de vigilia. Podemos recordar en ellos nuestro vínculo atemporal con los seres de nuestro encuentro; seres que pueden traernos soluciones a nuestros problemas cotidianos o darnos una perspectiva nueva frente a ellos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar