TEORÍAS CIENTÍFICAS SOBRE SUEÑOS

Funciones de los sueños *

 

Teorías científicas

 De acuerdo a los estudios que existen hasta la fecha, es posible diferenciar dos grandes tipos de sueños: el sueño de ondas lentas (SOL) o sueño NMOR (sin movimientos de ojos rápidos), integrado por 4 fases, y el sueño paradójico (SP) o sueño MOR (con movimiento de ojos rápidos o en inglés, Rapid Eye Movement, REM).

La mayoría de los estudios coinciden en que la actividad onírica parece estar presente en todas las etapas del sueño, sin embargo, las ensoñaciones en las distintas fases, tanto cualitativa como cuantitativamente, difieren entre sí. Aquellas producidas en el sueño paradójico se caracterizan por un mayor grado de recuerdo, de intensidad y complejidad. En cambio, en aquellas obtenidas del sueño lento el recuerdo es más pobre y el grado de confusión mayor.

Aprendizaje y memoria: existen diversas teorías que relacionan el sueño paradójico con la facilitación del aprendizaje y la consolidación de la memoria. Debido a que esta fase es un estadio en el que el cerebro está muy activo, pero aislado de la estimulación externa, permite procesar cualquier aprendizaje nuevo.

Soñamos para olvidar: Crick y Mitchinson (1983 y 1986) proponen una teoría de acuerdo a la cual durante el sueño paradójico se elimina la información irrelevante, reduciendo la fuerza de las asociaciones supérfluas del córtex, para evitar una sobrecarga de la memoria. Soñamos para olvidar, señalan, en cuanto la eficiencia del procesamiento de la información en el cerebro podría verse disminuida debido a “modos parásitos” de memorias no útiles.

El sueño restaura la actividad de búsqueda: Rotenberg (1984 y 1992) postula que el sueño paradójico es un mecanismo compensatorio cuya función es ayudar a compensar y restaurar la actividad de búsqueda, es decir, la actividad destinada a cambiar una situación o la actitud del sujeto hacia ella. La búsqueda de respuestas nuevas a situaciones de significación emocional puede resultar tan estresante, que la persona tiende naturalmente a renunciar a ella, lo que genera una disminución de la resistencia corporal y se manifiesta como bloqueo, ansiedad, depresión, conducta de pánico, etc. El sueño REM cumple una función importante en ayudar a superar la conducta de renuncia a la búsqueda.

Regulador del estado de ánimo: muchos autores relacionan el sueño paradójico y al fenómeno onírico con funciones de ajuste o adaptación emocional. Se sabe que el sueño REM aumenta después de días de intenso estrés, preocupación y eventos emocionales positivos o negativos (Moorcroft, 1993). Algunos estudios asignan al sueño REM un papel en el descenso de la ansiedad provocada por eventos que han ocurrido durante la vigilia y que nos han impactado.

(*)“Qué es el sueño”, Gualbuerto Buela-Casal y Elena Miró Morales, Biblioteca Nueva, 2001.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar