Cómo recordar los sueños

cómo recordarlos

Cómo recordar los sueños. Muchas personas declaran no poder recordar sus sueños o simplemente no soñar. Resulta imposible que una persona no sueñe, en cuanto está científicamente comprobado que el proceso del sueño mantiene el equilibrio, la sanidad y la cordura del soñante.

Consejos para rememorar sueños:

•Durante el día repite mentalmente, tantas veces como sea posible, que quieres recordar tus sueños. Manifiesta esta intención con especial convicción justo antes de dormir.

•Puedes utilizar un aroma especial de tu total agrado que te conecte con tu intención de recordar los sueños. Resulta útil situar un objeto aromático al lado de la cama, de tal modo que conscientemente asocies este aroma con tus sueños, lo que puede ayudarte a recordarlos durante esos momentos confusos del despertar.

•Deja un cuaderno de sueños y un lápiz en tu mesa de noche para anotar tus sueños, ya sea que te despiertes en medio de la noche o justo antes de levantarte, por la mañana. El sólo hecho de saber que tienes estos implementos allí te ayudará a recordar.

•Antes de dormir escribe una líneas sobre lo que hayas hecho y cómo te has sentido durante el día. Tus sueños muy probablemente hablarán de estos sucesos y sentimientos, lo que te condicionará para recordarlos.

•Para despertar más a menudo, es conveniente beber un vaso de agua antes de acostarse.

•Evita los medicamentos y el alcohol antes de dormir. Ellos pueden inhibir el sueño.

•Pon el despertador a horas no habituales. Es posible que te sorprendas en medio del sueño.

•Comenta tus sueños con otros. De este modo les estás dando importancia y esto predispone a tu mente a recordarlos. Es como una manifestación de intención en cuanto a que quieres saber qué te vienen a decir.

•Durante el día permanece alerta ante sentimientos o acontecimientos que puedan llevarte a recordar tus sueños de la noche anterior.

•En el momento de despertar (aunque sea en medio de la noche), quédate un momento tranquilo y concéntrate en recordar el sueño que acabas de tener. Si las imágenes no vienen inmediatamente, pregúntate cómo te sientes. La mejor manera de “atrapar un sueño” consiste en seguir tus emociones hasta llegar a él. Si de esa forma no te llega respuesta, pregúntate qué estás pensando.

•En cuanto recuerdes un sueño, escríbelo. Si dispones de tiempo, es mejor anotar todo lo que recuerdes de él. Si no es así, por lo menos haz un esbozo de lo que recuerdes que te permita captar lo esencial, para completarlo en cuanto puedas. Debes tener en cuenta que mientras más te demores en anotar el sueño, mayor cantidad de detalles importantes se irán quedando en el camino. Asimismo, resulta clarificador dibujar elementos del sueño que consideres más trascendentales, lo que puede mostrarte detalles que habías pasado por alto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar