UNA HERIDA QUE NO RECUERDA

Camina nerviosa por el pasillo que da a los ascensores del edificio de la consulta de Martina. Son sólo cuatro pisos, así es que decide subirlos a pie para pensar un poco más. Tiene la sensación de que ese sueño le quiere decir algo importante acerca de Cristián, pero no entiende bien qué. Quizá más adelante se incorpore al taller de Martina, pero por ahora necesita esta sesión individual, quiere toda esa hora sólo para ella; y para ella sola.

–¿Un té? –le ofrece Martina, girando la tapa del termo.

–Claro, gracias –accede Camila, aún preguntándose de qué se tratará esto de analizar un sueño.

Ambas se acomodan en los sillones de la sala y Martina introduce a la consultante hacia la manera que ella tiene de trabajar con los mensajes oníricos.

–Ahora cuéntame tu sueño en tiempo presente.

–En mi sueño estoy con Cristián, mi actual pareja, en una reunión en casa de su familia a la que también asistieron sus amigos. Si bien él me quiso llevar, no está a mi lado, me deja sola, se va a hablar con otras personas. Me siento un poco extraña, aunque no mal; un poco confundida, pues no lo entiendo bien. Lo divertido es que su cara es la de Kevin Costner, un actor que siempre me ha gustado mucho. En un momento alguien hace un comentario sobre una herida que él tiene. Me doy cuenta de que en la parte de atrás de la cabeza tiene una tremenda apertura que permite ver el globo ocular. Me asombra mucho verlo y no entiendo cómo es que puede andar así. Pienso, angustiada, que debiera cuidarse mucho esa herida.

–Y dime, ¿relacionas este sueño con algo de tu vida hoy?

–Quizá esa sensación de que él me deja sola.

–Háblame de Cristián. Cuéntame quién es, cómo es en general y cómo es contigo.

–Cristián es mi pareja actual, llevamos juntos un año y medio. Cuando lo conocí estaba recién separado y debido a eso yo justifiqué en gran medida su forma de ser. Es un hombre a mi parecer desconfiado de las relaciones. Es extraño, pero creo que como no quiere estar solo entra en una relación, pero ya estando en ella es como si siguiera estando solo. O casi. Porque vive su vida muy centrado en él y en sus hijos. Tengo la sensación de que está conmigo para no estar solo, pero no quiere realmente incorporarme a su vida.

–¿Será por eso que en el sueño te lleva a la casa de su familia pero te deja sola? ¿Ves una suerte de contradicción en esa conducta?

–Sí, es como "ni tan tan, ni muy muy" –ríe Camila.

–¿Y será por eso que te sientes confundida? ¿De qué manera hoy él te incorpora a su vida, pero al mismo tiempo te deja sola?

–Bueno, hace unos meses quise terminar con él, porque no me sentía realmente querida. Y entonces él me pidió volver y me prometió que me incorporaría mucho más a su vida. Y al principio lo hizo, pero lentamente fue retomando su actitud inicial: lejana, desconfiada. Es como si no me quisiera querer, pero tampoco quiere estar solo. Para él basta con que yo simplemente esté, sin necesidad de una mayor vinculación emocional entre nosotros, por lo que aun estando con él me siento sola. Quizá más sola que si estuviera sola.

–¿Y quién es Kevin Costner?

–Un actor que a mí siempre me ha encantado. Es muy atractivo, aunque tengo la sensación de que esconde gran parte de su mundo interno sólo para él. No sé explicarlo, pero así lo siento.

–¿Y te parece Cristián un hombre muy atractivo pero que esconde gran parte de su mundo interno sólo para él?

–Absolutamente.

–Ahora cuéntame qué es una herida.

–Es una abertura en alguna parte del cuerpo producto de un accidente, de algo inesperado, algo externo que causa dolor. Es un desequilibrio del funcionamiento normal del cuerpo que debe sanarse.

–¿Y la cabeza?

–Uf… Es difícil explicar todo lo que me preguntas.

–No si quieres entender tu sueño –sonríe Martina.

–La cabeza es la parte del cuerpo desde donde se comanda el resto del organismo y es también la "parte pensante", según lo que entiendo.

–Y la palabra "atrás" ¿qué te evoca?

–Quizá lo que no veo a simple vista, tengo que darme vuelta para verlo, y también lo que ya pasó.

–¿Qué es el globo ocular?

– Es el órgano corporal que permite la función de ver. En el sueño, se supone que por la herida se le veía la parte de atrás del globo ocular, sin embargo, yo veía girar el ojo por su parte de adelante, mirando hacia atrás.

–¿Te querrá decir el sueño que Cristián tiene algún desequilibrio que le causa dolor, que quizá viene de tiempos antiguos y que él no es capaz de ver? ¿Será que esa herida o desequilibrio es tan grande que sólo le permite mirar hacia atrás, sin tener capacidad para estar más presente en lo que sucede hoy en su vida? ¿Tendrá que ver esta herida con su actitud lejana y desconectada de la vida?

–No tengo la menor idea –Camila está desconcertada.

–Si fuera así, no te corresponde a ti hacerte cargo, no es eso lo que te quiere decir el sueño. Pero debes tener presente que esa herida existe y que eres tú quien tiene que ver qué hace con eso.

Edna Wend-Erdel

¿Quieres comentar este artículo o consultar algo relacionado con él?

Puedes hacerlo aquí: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar