Follow Us

 

CÓMO ANALIZAR UN SUEÑO

niña leyendo 

 

1. Principios básicos

Nosotros creamos nuestros sueños, somos conscientes mientras los creamos, a pesar de que nuestra conciencia en estado de sueño es diferente a la conciencia en estado de vigilia. Todo elemento de un sueño puede decirme algo, si YO lo puse ahí.

Disfrutaremos más de nuestros sueños si asumimos la responsabilidad de su creación. “Si yo lo creé, deberé ser capaz de entenderlo”. Del mismo modo, gozaremos más de la vida si asumimos que somos el creador de nuestras experiencias.

Los sentimientos en los sueños son siempre reales y se refieren a algo que estamos experimentando en el estado de vigilia. Si bien la imaginería del sueño necesita interpretación, ya sea que los reconozcamos o no, los sentimientos los estamos vivenciando en ese preciso momento.

Si bien la mayoría de los personajes del sueño pueden representar un aspecto de nosotros mismos, ello no siempre ocurre así. Muchas veces la persona que aparece en nuestras ensoñaciones está representándose a sí misma.

Todos los sueños tienen un mensaje, ayudan al soñador en la tarea de vivir.

Los sueños buscan conmover al soñante y expandir su nivel de comprensión de su momento vital.

Normalmente escogemos personas, objetos, hechos o situaciones que recientemente hemos visto o vivido para crear una experiencia onírica, de tal modo que nos sea más fácil asociar lo que ese elemento representa con lo que estamos viviendo en el momento y que es el tema de nuestro sueño.

Sólo el soñante puede interpretar sus sueños. Él creó el escenario, los personajes, las emociones y las imágenes, de tal modo que sólo sus personales asociaciones pueden conducir a su significado.

2. Método de interpelación de sueños(*)

El método de interpelación de sueños, original de Gayle Delaney(*), está ideado sobre la base de preguntas acerca del escenario general del sueño, de cada uno de sus personajes y de los sentimientos que el soñador experimentó en él. Debido a que es el propio soñante el creador de toda la acción del sueño, sólo él puede conocer su significado, de modo tal que el facilitador o “interpelador” (un tercero o el propio soñante) tiene la única pero trascendental tarea de efectuar las preguntas adecuadas que lleven al soñante a asociar los símbolos de su ensoñación con algún suceso de su vida actual que lo esté afectando, y respecto del cual su propio Ser quiera ofrecerle nuevos entendimientos.

El facilitador

Al efectuar las preguntas, el facilitador debe pedir al soñante que explique cada elemento del sueño como si el propio facilitador no supiera nada acerca del mismo (“imagina que vengo de otro planeta”). A menudo, lo que un soñador da por sentado como un conocimiento general sobre un personaje o acontecimiento determinados, realmente es una interpretación muy personal.

Más adelante, el facilitador debe usar las palabras del soñador, no las suyas, para retroalimentar las descripciones, para que el soñador pueda conectarlas con situaciones de su vida en estado de vigilia.

Preguntas Tipo

Las preguntas que siempre deben ir en el análisis de un sueño son básicamente las siguientes:

Escenario general:

• Cuando revives los sentimientos que tuviste en el sueño, ¿te recuerdan algo de tu vida actual?

• Describe el escenario inicial del sueño, ¿qué se siente al estar ahí?

• ¿Esto te recuerda algo? ¿El lugar, la disposición de ánimo o estos sentimientos te recuerdan algo de tu cida actual?

Formula estas dos últimas preguntas sobre cada escena del sueño.

Personajes:

• ¿Quién es X? Esta pregunta se hace antes de preguntar ¿qué significa X para ti?, porque se podrían pasar por alto asociaciones importantes.

• ¿Cómo es X? o ¿qué clase de persona es X o qué personalidad tiene?. Asegúrate de descubrir qué siente el soñador por X. Si X es una persona desconocida, alienta al soñador a que explique qué clase de persona imaginaría que puede ser X de acuerdo a sus actitudes en el sueño.

• ¿Cómo es X en el sueño? ¿Qué está haciendo en el sueño?

• ¿Cómo es tu relación en estado de vigilia con X?

• ¿X te recuerda algo o a alguien en tu vida? Es imprescindible repetir las descripciones del soñador, utilizando los mismos adjetivos y tono, para ver si es capaz de vincular la descripción con alguien cercano o con algún aspecto de sí mismo.

• ¿Existe una parte tuya que es como X?

Objetos:

• ¿Qué es Y? Pide al soñador que describa cada objeto del sueño, como si fueras un extraterrestre y nunca hubieras visto algo semejante.

• ¿Qué es Y en el sueño?

• ¿El Y del sueño te recuerda algo en tu vida hoy?

Acción:

• Discute la acción del sueño y pregúntale al soñador si le recuerda alguna situación de su vida actual.

Interpretación:

• Ahora, pregúntale al soñador ¿cómo entiendes el sueño? Deja que él haga las asociaciones que le permitan descubrir el significado de su sueño.

Una buena interpretación del sueño implica formular las preguntas correctas, que faciliten las asociaciones relevantes del soñador y la capacidad de entender su relación con el sueño.

Resistencia del soñador a reconocer una revelación del sueño: esto puede ocurrir en ocasiones. Es contraproducente forzar al soñador a que esté de acuerdo con una interpretación determinada. Si este es el caso, es mejor dejar la interpretación hasta ese punto y permitir que las asociaciones vayan decantando con el tiempo.

(*) “El mensaje de los sueños”, Gayle Delaney, Ediciones Robinbook, SL, 1992. Título original en inglés: Living Your Dreams.

Entrevista Radio Mantra FM

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions